FUNDACIÓN TOSCANO
¿Quiénes somos?
Los Barandales
Firma de Convenio de Colaboración con la UNAM
Contactar
Sitios de interés
DONATIVOS
ACTIVIDADES
Medalla Salvador
Toscano
LABORATORIO DE GUIONES
Antecedentes
Guiones Filmados
Album de imágenes
y comentarios
ARCHIVO TOSCANO
Memorias de
un Mexicano
Filmografía
Imagenes
DOCUMENTALES
Manuel Moreno Sánchez
COLECCIONES
DIGITALIZADAS

Jesús H. Abitia

Colín
Presidentes
PRODUCCIONES
Y PUBLICACIONES
CDROM, libros
y videos
Adquirir
Suscríbase
a nuestra lista
Los Barandales

Palabras de Manuel Moreno Sánchez, en "Los Barandales", Ocoyoacac, Estado de México, el 11 de julio de 1992, al hacer pública la creación de la Fundación Carmen Toscano, IAP.



"Los invitamos hoy, por un motivo que para nosotros tiene un gran sentimiento. En este lugar, Carmen Toscano, su esposo, hijos, nietos y muchos amigos pasamos días muy felices, con mucho amor a la vida, a la naturaleza y al paisaje. La recordamos aquí dedicando en su honor esta casa, con lo que contiene y los terrenos de este Rancho, para formar una Fundación que sea en su memoria, lleve su nombre y continúe la tradición de lo que ella fue; en su amor por la historia y por fomentar la educación, la cultura, las artesanías, las Bellas Artes y la investigación científica. Queremos que estos bienes se utilicen mediante actividades nuestras y de los amigos que deseen apoyarnos; para que estos espacios se usen impulsando actividades que estimulen el talento y la inteligencia.

En una época en que la moda es privatizar las cosas, nosotros decidimos desprivatizar estos bienes y dejarlos a disposición de la sociedad, para que quienes quieran trabajar en ciencias, espacios culturales, educación, bellas artes y artesanías, los utilicen y al hacerlo; aporten a los mexicanos de hoy y del futuro, los frutos de su talento y esfuerzo. Así seguiremos el ejemplo de Carmen y honraremos su inquietud.

Nada de lo que hay aquí puede ser valuado en dinero. Todo es un conjunto de ideales, pasiones, amores y recuerdos.

Los invitamos hoy para decir a nuestros amigos de todos los tiempos, nuestra voluntad y la de Carmen, Alejandra, Octavio y Héctor, de crear ésta Institución y continuar mientras vivamos con esta tarea. Cuando se extinga el último familiar de Carmen, podrá así seguir adelante su obra por gente que habrá visto y entendido el sentido y el espíritu de esta fundación, sus objetivos y el trabajo que requiere. Deseamos que a partir de hoy nos acompañen en el esfuerzo y en la tarea de dar cuerpo a lo que ha sido el deseo de Carmen y el nuestro.

Les agradecemos su presencia y buena voluntad para esta tarea.


Fundación Toscano IAP | México, D.F. Junio de 2005